¿Cómo hacer un buen cordón de soldadura?

¿Cómo hacer un buen cordón de soldadura?

Cordón de soldadura, ¿qué es?

El cordón de soldadura es el metal de soldadura que depositamos sobre la junta de las piezas que vamos a soldar. Es decir la soldadura propiamente dicha es la unión de varias piezas de metal base mediante un cordón de metal de aportación.

Cuantos tipos de cordones de soldadura hay:

Podemos clasificarlos de varias maneras. La primera de ellas es por la posición geométrica de las piezas a soldar:

A TOPE:

  • Presentan continuidad en tamaño y penetración a lo largo de toda la pieza.
  • Antes de depositar el primer cordón «de cierre», la raíz siempre debe ser saneada.
  • En el caso de que no tengamos posibilidad de acceder a la cara posterior, lo que deberemos conseguir con el cordón es una penetración completa.
  • Si nos topamos con piezas que presenten un grosor diferente, la que deberemos rebajar utilizando pendientes (de menos del 25%) siempre será la mayor.

EN ANGULO:

  • Este tipo de cordón tiene unas características muy específicas, pero para que nos hagamos una ligera idea, es cuando dos piezas se encuentran apoyadas una sobre la otra y el cordón de soldadura se forma sobre el angulo que forman las dos piezas en su punto de apoyo. El cordón nunca llega a traspasar las piezas metálicas.

Por la posición del cordón de soldadura respecto al esfuerzo:

  • Frontal
  • Lateral
  • Oblicuo

Por la posición del cordón de soldadura durante la operación de soldar:

  • Plano
  • Horizontal u horizontal en ángulo.
  • Vertical
  • En techo o en techo y en ángulo

Cómo hacer un cordón de soldadura perfecto:

En primer lugar necesitaremos tener muy en cuenta la organización y preparación de los materiales a utilizar. Debemos incidir en este paso ya que al ser el primero es, quizá, el más importante (ya sabéis, el efecto mariposa).
También hemos de saber que materiales elegir para el trabajo a realizar, ya que una mala decisión en la elección de materiales puede implicar un trabajo con un resultado bastante diferente al que habíamos pensado antes de empezar.

El siguiente paso es conocer nuestro grupo de soldar y sus características, ya que vamos a tener que regular la corriente con dependencia de lo que vayamos a soldar. Este paso es muy importante ya que una corriente inapropiada podría hacer que nuestro cordón saliera mal e incluso, si nos ponemos en lo peor, fastidiarnos los materiales que teníamos que soldar.

Calcularemos la distancia, ángulo y fuerza con la que aplicaremos la soldadura en nuestros materiales. Además de saber de antemano la posición que debemos tomar, hay que tener muy en cuenta que la práctica y la experiencia ayudar a decidir como vamos a realizar nuestro cordón de soldadura.

Por último y no menos importante tenemos el control de la velocidad de avance. Tan importante como el resto de pasos, la velocidad a la que vayamos creando el hilo hará que el resultado sea mejor o peor. Teniendo en cuenta que cada tipo de materiales, herramientas de soldadura y tipo de máquina tiene un modo de funcionamiento y reacción distintas debemos, la velocidad variará con dependencia de todos estos factores.